Antonio Gala

En este apartado te iremos desgranando la obra completa de Antonio Gala, uno de los pocos autores en lengua española que domina con igual maestría todos los géneros literarios.

Ahora hablaré de mí

ISBN: 978-84-08-03497-1

Publicación: Marzo 2000

Ahora hablaré de mí

El objetivo del autor, según sus propias palabras, no es más que "mostrar facetas íntimas que no formaron parte de libros anteriores; reclamar la amistad de quien lea éste, contándole aquello que sólo se cuenta a los amigos, entre risas a veces, a veces entre añoranzas no demasiado graves. Porque, en mi vida, ha llegado la hora de jugar un poquito a un juego en el que siempre se necesitan compañeros: el de la evocación y el de la anécdota, alejados de las solemnes categorías que en otros libros me ocuparon". "La ventaja de este intento es que, como no se plantea nada claro, si sale con barba, San Antón, y si no, la Purísima Concepción. Que ambos nos tengan, al escribirlo a mí y al lector al leerlo, de su mano. La necesitaremos."
La casa sosegada

ISBN: 978-84-08-02481-1

Rústica 15 x 23 cm

Publicación: Septiembre 1998

La casa sosegada

«Aquí podrá hacerse todo lo que se sienta de verdad; cuanto se desee decir de verdad podrá ser dicho. No hay precios, no hay ofensas: en consecuencia, todo es bueno. Dentro del hogar, al anochecer, habitamos en el ojo del huracán. Persisten alrededor la ambición, las tormentas, las corrupciones, los duros fantasmas del día y de la noche; pero aquí hemos obtenido la serenidad. Una serenidad empapada de vida, que es movimiento interior: no quietud, no pasividad. De ahí que sea imprescindible, antes o después de cenar, antes o después de ver un poco de televisión o de leer un libro, reflexionar un rato, dar un momento gracias, detenerse a cambiar impresiones, a renovar las fuerzas, a beber un largo sorbo de agua limpia. "Se ha hecho el silencio. Apenas percibimos las sonoras esquirlas de otras vidas. Por fin se hizo el silencio. Por fin está la casa sosegada."» (Antonio Gala.)
Carta a los herederos

ISBN: 978-84-08-01548-2

Rústica 12,6 x 21 cm

Publicación: Enero 1995

Carta a los herederos

¿Queridos? Sí, bueno: queridos ¿qué? ¿Amigos? Eso no depende de mí sólo. Y vosotros sois tantos y tan contrarios... Nunca escribí una carta más difícil. No porque ignore vuestro idioma. (No ha de ser tan distinto de este en el que os escribo, y , si lo fuera, me gustaría aprenderlo.) No porque seáis la generación de jóvenes más culta que ha existido en España. (Yo no lo creo, y, si alguien os lo dice, es que quiere con el halago sacar algo. Lo que estáis -eso sí- es mejor informados.) No porque os respete u os tema hasta el punto de sentirme tan lejos que no escuchéis mi voz... Yo no escribo sino a quien amo; yo no corrijo sino a quien amo. No creo en oráculos, ni en gurus, ni en carismas; creo en verdades suficientes, ya que son de por sí bastante misteriosas. Una inconsusa es que vosotros sois los herederos... Por lo tanto: Queridos herederos. Sin embargo, nunca he escrito una carta tan difícil. Es desconsolador trazar signos a tientas; ligar párrafos como avanzando a oscuras por una habitación inhabitual. Es desconsolador desperdigar simiente sobre una tierra de fertilidad incierta. Es desconsolador escribir una carta que sabemos de antemano perdida... Sólo os escribo porque sois los herederos. No nuestros nada más, sino de cuantos se nos anticiparon. Los herederos de todo lo que hay. Hagáis lo que hagáis, seáis como seáis, lo único que le importa al mundo es que lo recibiréis en herencia. Ningún eslabón de la cadena puede ser roto. A pesar de las bienaventuranzas, seáis o no mansos -es decir, apacibles de corazón-, poseeréis la Tierra. Mal o bien, la poseeréis. Por eso es por lo que yo, aunque no me leáis, os escribo esta carta esperanzada. (Antonio Gala)
Antonio Gala
Fundación Antonio Gala para jóvenes creadores
Editorial Planeta